Tutoriales

Tutorial de restauración de un mueble bar

Estimad@s amig@s, ante todo, quisiera disculparme con tod@s, ya que este año, he estado tan ocupada, que no he tenido tiempo de seguir añadiendo contenidos útiles al blog.

En esta ocasión, os traigo un tutorial completo, paso a paso, y con fotografías para que podais ver el antes, el después, y por supuesto, el proceso en si.

Este mueble bar en concreto, lo encontré en Traperos de Emaús (disponen de tienda on-line), que es una organización que se dedica a la economía social.

Evaluación de la pieza a restaurar

Evaluamos el estado del mueble para ver que necesitaremos.
Mueble bar que vamos a restaurar

El mueble, pertenecía a un hotel del centro, y estaba destinado a transportar vino, champagne y demás bebidas de una habitación a otra (función que voy a conservar, pero dándole un buen remozado al mueble).

Como siempre empezaremos con la valoración del estado de conservación, (aquí os dejo el enlace) del mueble.

Como podemos observar, faltan algunas chapas tanto en el vuelo como en cajones y puerta, está muy sucio por estar en la calle durante un período prolongado de tiempo, y expuesto a la intemperie y las lluvias.

Elección de los materiales y herramientas a usar

Para este trabajo concreto, prepararemos la siguiente lista de materiales que vamos a utilizar:

  • Masilla para pladur
  • Lijas de 120 y 600
  • Pintura de tiza blanca
  • Pintura marrón acrílica
  • Pinceles
  • Goma Laca
  • Tela
  • Algodón
  • Amoniaco
  • Estropajo de fibra verde
  • Cera para muebles
  • Tiradores nuevos
  • Hilas

Empezando la restauración

Eliminaremos las ruedas, pues no las necesitaremos.
Como podemos observar, las ruedas estaban inservibles

En este proyecto, lo primero que hice, fue quitar las ruedas, ya que además de estar bastante dañadas, la ubicación que tenía en mente para este mueble bar, no requería ruedas.

El siguiente paso, fue dar una buena limpieza al mueble con alcohol y un chorro de amoniaco, os dejo este enlace  en el que explicamos con mas detalle el procedimiento para limpiar en profundidad los muebles.

Restaurando las piezas faltantes

Restaramos el vuelo y el resto de chapas faltantes
Restauramos las chapas faltantes

El siguiente paso, es restaurar las chapas que le faltan al mueble, para ello, emplearemos la masilla de pladur.

Aplicaremos una pequeña capa de masilla, y la dejamos secar durante unas 12 horas. Repetiremos este proceso dos veces mas.

Con esto, conseguiremos que las finas capas de masilla, se adhieran entre si y no creen burbujas ni se resquebrajen, lo cual nos arruinaría algo de material y perderíamos mucho tiempo.

Una vez se ha secado todo perfectamente, pasaremos a darle una mano de lijado con la lija de 120, consiguiendo un acabado mas fino y desbastado.

Pasamos a pintar el mueble

Mueble pintado con la pintura de tiza
Pintamos el mueble de color blanco

Este paso es tan sencillo como los anteriores, y el resultado queda estupendo, siempre y cuando, sigamos unas pautas básicas.

Con el mueble bien limpio (recordemos que acabamos de lijar la masilla), procederemos a aplicar una capa de pintura de tiza blanca. La dejamos secar aproximadamente 6 horas, cuando esté bien seca, le daremos una pasada con una lija de agua negra de 600, un poco humedecida para ayudarnos.

Limpiamos el mueble bien limpio, y repetimos el proceso completo dos veces mas.

Una vez seco todo se le da una mano de cera, la idea es hacer un decapé o desgastado. Una vez hecho esto, damos dos capas de marrón, y dejamos secar entre capa y capa.

Pasamos la lija de 600 sin humedecer. Bien, una vez todo seco se vuelve a lijar con una lija de 600 un poco húmeda. Todo esto es para el vuelo.

Ahora pasamos a las cajoneras y puertas. Que se hace con pincel seco, o lo que es lo mismo, con muy poca carga de color marrón. Pintamos la puerta y los cajones, aproveché los restos del vuelo para realizar esta técnica, cosa que ha resultado quedar muy bonita.

Para los laterales y la parte interior de las patas, usamos Goma-Laca aplicada con la técnica “a muñequilla” (aquí podeis ver como realizar esta técnica).

Para terminar de rematar el trabajo, damos una mano completa de cera incolora por todo el mueble.

Como podéis apreciar, el mueble ha quedado bonito, y tras unos días de trabajo, hemos conseguido darle una segunda vida a un mueble que probablemente, hubiese acabado inservible y en la basura.

Un saludo, y ¡hasta la próxima!

Deja un comentario